La incontinencia urinaria no es una enfermedad, se considera un síntoma, por  ello, es importante acudir con un urólogo para que pueda encontrar la causa y determinar el tratamiento adecuado.

La incontinencia urinaria se presenta cuando los músculos de la vejiga se debilitan y permiten micciones involuntarias, las cuales pueden ser causada por un esfuerzo al levantar algo pesado, o por actividades comunes como estornudar o reír.  

En las mujeres, la incontinencia urinaria es muy común. Entre las causas más comunes incluyen la maternidad, menopausia, sobrepeso, infecciones constantes, daños neurológicos y  el consumo de fármacos.

Si los síntomas son persistentes y ya están causando problemas en las actividades diarias se puede recurrir a una cirugía.

Para los hombres, la incontinencia urinaria se debe a una próstata hinchada, cáncer de próstata, infecciones, sobrepeso, diabetes, daños neurológicos o el uso de fármacos.